9 de Marzo de 2017
Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblr

Las zonas de conflicto y desastres naturales en todo el mundo son cada vez mayores. Los paracaídas tradicionales que proporcionan suministros en paletas son más a menudo inexactos, caros y desperdician valiosos recursos que podrían ayudar a la gente. Además, las organizaciones de ayuda a veces tienen acceso restringido, problemas  con el almacenamiento, la corrupción y hostilidad, por eso más que nunca, es vital  la asistencia a los necesitados.
Pero con una innovación reciente que tiene la aviación, Bruce Dickinson entre sus patrocinadores, estos problemas pronto serán una cosa del pasado.

 

El Pouncer es un increíble “drone comestible” desarrollado por Windhorse Aerospace. Cada pieza está hecha de algo que puede ser utilizado por aquellos que necesitan ayuda. Su cuerpo y las alas pueden ser embalados con los alimentos para salvar vidas, fácilmente adaptables a las dietas, religiones y culturas. Los drones del proyecto también pueden llevar  agua, suministros médicos y equipos de ayuda. El material del drone fue desarrollado para ser reciclado y utilizado para otros fines, el marco de madera se puede quemar para cocinar o proporcionar calor. La carcasa termoplástica a base de almidón biodegradable se puede utilizar para refugio. También hay planes para hacer la estructura de sus alas con material comestible, para una máxima eficiencia y la sostenibilidad.

 

 

El drone cuesta poco menos de £ 500, pero es un viaje esencial para las agencias de ayuda que trabajan para ofrecer el tipo adecuado de alimentos, a los lugares correctos en el momento justo para salvar vidas y ayudar para alimentar hasta 50 personas.

 

COMO EL POUNCER AYUDARA A SALVAR VIDAS?

– El cuerpo de la cápsula y las alas están cargados de alimentos nutritivos y adecuados para aquellos que necesitan ayuda.
– El avión no tripulado será transportado a la zona del desastre y será lanzado desde la parte trasera de un avión o en el suelo a través de una catapulta.
– Un pequeño sistema de navegación Pouncer guiará el avión no tripulado, ya que vuela a su destino.
– Al llegar al destino, un paracaídas a baja altura se activará para poner la aeronave a menos de 7 metros de su objetivo.

 

 

 

El Pouncer fue diseñada por Nigel Gifford, un veterando el ejército británico, que ha participado en varios proyectos de energía para los soldados que operan en ambientes hostiles, donde se dio cuenta de cómo el sistema actual con el paracaídas es caro e ineficiente, que inspiró la idea para una nueva forma de entregar la ayuda humanitaria.

 

Gifford dio ejemplos de situaciones en las que el avión no tripulado podría haber hecho toda la diferencia:

“El Pouncer habría sido ideal para el terremoto de 2015 en Nepal, donde podíamos volar sobre los valles y entregar suministros a todas las aldeas. En las zonas de combate como Alepo o Mosul podriamos ayudar directamente en algunas calles específicas y hacerlo completamente fuera del alcanze del ISIS “.

 

 

Aunque el proyecto todavía se encuentra a medio camino de sus nueve etapas del desarrollo técnico, sus fundadores esperan que esté listo para ser producido incluso en algún momento de este año. El pensamiento innovador y la resolución de problemas de manera creativa detrás del proyecto es exactamente lo que atrajo a Bruce Dickinson como inversor.

 

 

fuente: ironmaiden666.com.br

 

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblr

Deja una respuesta

Translate »